MOMENTO LIFETIME

Actores que engordaron y adelgazaron de golpe por necesidad laboral

No te pierdas FIT TO FAT TO FIT los martes a las 9 PM MEX-VEN / 8 PM COL y 22HS ARG.

 

A todo el mundo le puede pasar que por momentos su peso sea un poco distinto al habitual, pero, en el caso de los actores, estas fluctuaciones suelen estar relacionadas a las necesidades de su trabajo. Aquí te traemos siete ejemplos de actores que tuvieron que comer mucho (o muy poco) para satisfacer las necesidades de los directores.

 

1.  Russell Crowe: cuando hizo de agente de la CIA en Red de mentiras, en 2008, pesaba unos 116 kilos, algo muy alejado de su marcado y delgado cuerpo en Gladiador. Ahora volvió a bajar de peso para su nueva película Dos buenos tipos.

 

2.  Christian Bale:  en El Maquinista, en 2004, estaba tan flaco que te daban ganas de cocinarle una buena hamburguesa, pero luego llegó a pesar 100 kilos para interpretar a una versión muy guapa de Batman, hasta que debió engordar otros 20 kilos para su rol en La gran estafa americana.

 

3.  Matthew McConaughey: los 20 kilos que perdió para interpretar a un enfermo de sida en Dallas Buyers Club le valieron un Oscar, un Globo de Oro y varios premios más. Por suerte, volvió a su peso normal y a formar el físico que tenía cuando interpretó a un musculoso dueño de un club de striptease en Magic Mike.

 

4.  Charlize Theron: a pesar de normalmente lucir con su clásica figura esbelta, la actriz debió engordar unos cuantos kilos para interpretar a una prostituta asesina en Monster, papel por el cual se ganó un Oscar.

 

5.  Matt Damon: comió muchas hamburguesas y pizzas para ponerse en la piel del vicepresidente de una compañía en El Soplón, algo muy distinto a su escultural físico en la saga Bourne.

 

6.  Renée Zellweger: para interpretar a su famoso personaje Bridget Jones, debió ganar algunos kilitos y, aunque más tarde recuperó su figura, volvió a engordar para la secuela de la película.

 

7.  Taylor Lautner: el lobito de la saga Crepúsculo siempre se caracterizó por sus abdominales bien marcados, pero la temporada de cuerpo escultural se terminó y ahora el actor se mostró con unos cuantos kilitos de más. ¿Será para un nuevo papel o simplemente se cansó del gimnasio?

 

¿Te imaginas que cambiar tu apariencia sea requisito laboral?

 


Fuente: elpais.com