MOMENTO LIFETIME

Bodas secretas: la nueva moda entre las celebrities

No te pierdas Monie se casa, los martes a las 10 PM MEX-VEN / 9:00 PM COL / 23HS ARG

 

Si deseas sentirte una verdadera celebrity en el día de tu boda, olvídate de las multitudes, los lujos y los preparativos excesivos. La clave está en que la ceremonia sea lo más secreta y discreta posible. Como inspiración, aquí te contamos las estrategias más utilizadas por las famosas para que su gran día pase desapercibido.  

 

Uno de los aspectos esenciales es la cantidad de asistentes. Sabemos que mantener acotada la lista de invitados es una tarea realmente desafiante. Para lograrlo, muchos famosos han decidido dejar afuera a la mayoría de sus conocidos, hasta a sus propios familiares. Un caso extremo es el de Jessica Alba y el productor Cash Warren, quienes en 2008 se casaron por civil y... ¡no invitaron a nadie!

 

Otro factor a tener en cuenta es la locación. Por ejemplo, para celebrar su unión, Jennifer Garner y Ben Affleck viajaron a las islas Turks y Caicos. Pero, en el caso de no poder costear un viaje de esa índole, otra opción es festejar en casa de amigos, en un entorno de confianza y privacidad. 

 

La vestimenta también es clave a la hora de celebrar una boda de bajo perfil. Para no despertar rumores, lo ideal es evitar las tradicionales pruebas de vestidos de novia y los trajes elegantes. De hecho, ni siquiera hace falta comprar ropa nueva. Así lo decidió la británica Keira Knightley, quien en 2013 se casó vestida con el mismo atuendo que llevó a una gala de los premios BAFTA 5 años antes.  

 

 

Pero por lejos la mejor estrategia para llevar a cabo una boda secreta es mantener en secreto incluso la relación (si nadie sabe que están juntos, mucho menos se sospechará que irán a casarse). El método ha sido puesto a prueba por los actores Daniel Craig y Rachel Weisz, que nunca confirmaron que estaban en pareja, o Miranda Kerr y Orlando Bloom, que contrajeron matrimonio luego de solo un mes de noviazgo. 

 

Así que ya sabes, para casarse a lo grande, nada mejor que una ceremonia pequeña. 

 

¿Elegirías tener una boda secreta, o prefieres los festejos multitudinarios?