MOMENTO LIFETIME

Confirmado: la píldora modifica el cerebro de las mujeres

Los efectos de la píldora anticonceptiva fueron estudiados y documentados a lo largo de la historia. Luego de su descubrimiento, las parejas podían disfrutar del sexo teniendo una medida de protección bastante segura para evitar embarazos no planificados. Pero desde un principio, la píldora escondía un secreto. Hace pocos años, científicos empezaron a darse cuenta de que el cerebro de las mujeres que la consumían se veía diferente.

Luego de que los expertos realizaran distintas comparaciones se detectó que, en relación a las mujeres que no consumían hormonas, algunas regiones cerebrales se veían más típicamente "masculinas". También notaron cambios de comportamiento. Quienes tomaban ciertas pastillas no eran tan buenas con las palabras, algo en lo que el género femenino suele destacarse. Por otro lado, eran mejores para visualizar mentalmente un objeto en rotación, como los hombres. Y, finalmente, las que las ingerían eran mejores para reconocer rostros, algo en lo que los hombres suelen ser buenos.

Habitualmente, suele decirse que la píldora contiene estrógeno y progesterona. Pero ninguna posee estas dos hormonas. Lo que contiene son versiones sintéticas que están hechas de hormonas más estables que han sido alteradas para imitar a estas hormonas.

Estos efectos "masculinos" son reales y la causa es sorprendente: según un estudio de 2012, el 83% de las mujeres estadounidenses que toman la píldora están tomando una versión que contiene progestina hecha a partir de hormonas masculinas.

La hormona masculina que usan estas píldoras está muy relacionada a la testosterona y es llamada “nandrolona”. Al ser un andrógeno potente puede estimular el desarrollo de características típicas masculinas. Estos efectos se conocen desde hace décadas ya que la primera progestina que se fabricó, noretindrona, era androgénica.

Videos LIFETIME del mes:


Fuente: La Nación

Imagen: Shutterstock