MOMENTO LIFETIME

Dejar de 'stalkear' a tu ex es posible

Por definición, y más allá de cualquier excepción, terminar una relación es siempre un proceso doloroso; como tal, requiere de contención y sobre todo mucho tiempo. En tal sentido, las redes sociales han complicado un poco las cosas: hoy es muy sencillo saber en qué anda tu ex, cuyas novedades se encuentran a tan sólo un clic de distancia, en Facebook, Instagram o Twitter, entre otras plataformas.

Suele ocurrir que, tras la separación, indagar en la vida de una expareja se torne rutinario, como un hábito, que en la mayoría de los casos resulta pernicioso, compulsivo y, en fin, una obsesión poco saludable. Los expertos en relaciones tienen una serie de consejos para que, con autocontrol y cierta técnica, evites espiar en las redes a tu ex y logres recuperar la tranquilidad.

Desintoxicación: controlar el tiempo que pasas en las redes sociales, especialmente cuando te resulta muy difícil dejar de revisar a tu ex, es importante. Existen aplicaciones que ayudan a limitar el acceso según el día, la hora y la ubicación.

Ser consciente: ante cualquier hábito poco saludable, lo primero para superarlo es tomar conciencia de él. Cuando sientas la necesidad de consultar las redes sociales de tu ex, intenta distraerte con otros intereses: amigos, series, ejercicio… ¡Todo vale!

Pon un límite: entre las opciones de eliminar, dejar de seguir o bloquear a tu ex, debes decidir qué es lo mejor para ti. Sólo tú puedes saberlo, de modo que debes poner límites que sean adecuados para ti.

De a poco: comienza por establecer un día en el que no revisarás las redes sociales de tu ex. Cuando lo hayas logrado, agrega un día más y luego otro, hasta disminuir tanto como puedas esta conducta.

Cortar lazos: es muy recomendable que dejes de seguir a familiares y amigos de tu ex. El contacto con ellos podría dificultar tu propósito de no saber nada de él. También es importante borrar del calendario fechas de cumpleaños y aniversarios.


Fuente: vice.com

Imagen: Shutterstock