MOMENTO LIFETIME

El cuerpo empieza a producir olor a anciano desde los 30 años

Más allá de cualquier producto que puedan usar, así como los recién nacidos tienen un olor particular, las personas mayores también lo poseen  y, aunque usualmente se manifiesta a partir de los 60 años, todos empezamos a desarrollarlo gradualmente a partir de los 30.

Este olor es producido por el "2-nonelal", una molécula que se genera en la piel con la oxidación natural de los ácidos grasos de la barrera lipídica. "Aunque se identifique como malo, no tiene nada que ver con el sudor u otros fluidos corporales, ni tampoco con falta de higiene", explica el químico José María Antón, investigador en biotecnología para el Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España.

En principio, cuando solo existen unas pocas moléculas dispersas por toda la piel, este olor característico aún no se nota; es entre los 30 y 40 años, cuando empiezan a ser producidas en gran cantidad. Según este investigador “los cambios hormonales de la madurez traen como consecuencia un aumento en la producción de lípidos en la superficie de la piel” y a ello hay que sumarle la reducción de la “capacidad antioxidante natural”.

A este proceso de deterioro físico natural fruto del envejecimiento, lo acompaña otro: la pérdida del olfato, por lo que probablemente ningún anciano detecte que posee este olor. De todos modos, existen varios laboratorios que ofrecen productos cosméticos para neutralizar esta molécula.

Videos A&E del mes:


Fuente: El País

Imagen: Shutterstock