MOMENTO LIFETIME

El peso y la salud son afectados directamente por el horario en que se come

Desde hace muchísimo tiempo, se nos ha dicho que el sobrepeso y las enfermedades con él asociadas, como la diabetes tipo 2, son consecuencia de la cantidad y calidad de los alimentos ingeridos.

Sin embargo, cada vez es mayor la evidencia científica acerca de cómo la hora a la que se ingiere un determinado alimento afecta el modo en que impactará en el peso y la salud del consumidor. Así, no se trataría sólo de qué o cuánto, sino también de cuándo se come.

Aunque pareciera ser toda una novedad, ya la antigua medicina china sostenía que la energía fluye alrededor del cuerpo paralelamente a los movimientos del sol. Así, según esta tradición, las comidas deben programarse según la hora del día.

Aunque basada en otras evidencias, la ciencia moderna ahora cree que la medicina china tiene mucha razón. La hora del día en la que se ingiere alimento está directamente vinculada con el aprovechamiento de los nutrientes y la quema de grasas.

shutterstock_622381859

Por ejemplo, comer por la noche hace que el sistema digestivo tenga menos tiempo de recuperarse, reduciendo la posibilidad de que asimilar las grasas ingeridas. Hoy, la gente come más a partir de las 18 horas, cuando debería hacerlo durante horas diurnas.

Dentro de cada célula, existe un reloj molecular que regula los tiempos de los procesos fisiológicos. Cada uno de los relojes, en cada una de las células, mantiene una sincronía con la hora del día.

Si bien la luz del sol juega un rol fundamental en esta sincronía, también lo hacen los procesos complejos de los órganos, especialmente el intestino, el hígado y el páncreas. En tal sentido, las horas que dormimos son también cruciales para una buena alimentación.

Los científicos creen que es importante seguir una rutina alimentaria: por ejemplo, desayunar a las 7, almorzar a las 12, cenar a las 18 e introducir colaciones a las 11 y las 15 horas. De este modo, el organismo estará listo y organizado para aprovechar del mejor modo los alimentos.


Fuente: bbc.com

Imagen: Shutterstock