MOMENTO LIFETIME

El primer día de la madre

Creemos que el Día de la Madre es una excelente oportunidad, no solo para ir de compras y darnos todos los gustos, sino para recordar y transmitir las experiencias que solo nosotras hemos tenido el honor de atravesar. Una de ellas es, por supuesto, el parto. Sabemos que ese momento poco tiene que ver con lo que muestran el cine, la televisión y la publicidad. Las escenas suelen ser más o menos así: luego de unos instantes, la mujer recibe a su hijo perfectamente peinada y con el maquillaje intacto, las sábanas de la camilla están limpias y secas, y el llanto del bebé, dulce y agradable, solo provoca sonrisas. Al día siguiente, tanto el cuerpo de la madre como su estado de ánimo han vuelto a la normalidad. Claramente, algo falta allí, además del dolor, la sangre, las complicaciones médicas y la difícil recuperación posterior, algo mágico e intangible, opacado por el tabú existente alrededor de esta temática. ¿Cómo expresar la verdadera belleza de los primeros momentos de maternidad? Intentando responder a esa pregunta, la fotógrafa inglesa Jenny Lewis llevó adelante un hermoso proyecto. Veamos de qué se trata. Bajo el nombre de “One Day Young”, la artista realizó una serie de fotografías de mujeres con sus recién nacidos, tomadas durante su primer día como madres. Los rostros de las modelos transmiten un conmovedor abanico de sentimientos y emociones, desde una alegría inmensa hasta un inmenso agotamiento. Las imágenes exhiben la manera singular y única de cada una de ellas de relacionarse con sus bebés, la primera conexión de un vínculo que irá creciendo y modificándose durante el resto de sus vidas. En la serie, la artista nos presenta, como pocos lo han hecho, una porción breve pero completamente esencial de la maternidad. Les deseamos un muy feliz día a todas las mujeres que, como Jenny y sus modelos, no temen mostrar y vivir al máximo todo lo que implica ser madre.



Fuente de imágenes: https://www.instagram.com/jennylewis