MOMENTO LIFETIME

¡Feliz día del trabajador!

Hay profesiones que solemos emparentar con algún género por la fuerza de costumbre o por herencia del machismo que unifica las profesiones “duras” con los hombres y las “blandas” con las mujeres.

Sin embargo, ya es cada vez más frecuente ver cómo las mujeres dominan a la perfección la unión del labial con la maquinaria.

Jocketas, pilotos y árbitros de fútbol que superaron las reticencias iniciales y lograron instalarse en el universo de los deportes masculinos. Lustrabotas, colectiveras, guardas de tren y taxistas, que encontraron una salida laboral en oficios que eran, hasta no hace mucho, privativos de los hombres.

Seleccionamos ejemplos de mujeres que se desempeñan en ámbitos masculinos para compartir su experiencia:

Ocol, una mujer filipina, es conductora de excavadoras y camiones en Tubay. Además de tener un trabajo muy duro, es madre de tres niños. Su autoestima está basada en sus habilidades. “Si los hombres pueden trabajar en este empleo, ¿por qué yo no? Soy mejor que los hombres, porque sé conducir ambas cosas, tanto excavadoras como camiones.”

Todos los días, Valerie Perron sale en su barco a pescar ostras en la costa del sur de Francia. Piensa que la educación es la llave para la igualdad de los seres humanos: “Somos las madres las que criamos a nuestros hijos. Está en nuestras manos enseñarles que pueden elegir entre jugar con muñecas o con cochecitos, no importa si son varones o niñas."

Nausheen Dadabhoy es una camarógrafa estadounidense-paquistaní, la primera camarógrafa en Paquistán, y ha participado en producciones cinematográficas exitosas. Solo un dos por ciento de las camarógrafas son mujeres. “Sería tan importante mostrar la vida más desde la perspectiva de una mujer", dice.

En los trabajos duros, como el de bombero, la mayoría de gente piensa que una mujer no es capaz de desempeñarse del mismo modo en que lo haría un hombre. Yolaina Talavera trabaja en Nicaragua, Managua y es bombera. “Al principio los hombres pensaban que no aguantaría, pero les demostré que sí", explica.

Shanti Devi trabaja en el área de servicio más grande de Nueva Delhi. Su marido y ella tienen un taller desde hace 20 años. Todos los días hace cambios de neumáticos y repara los camiones. “Es un trabajo sucio, nada para personas sensibles”, señala. Su marido está muy orgulloso. Para muchos clientes, tener una mujer como mecánico es raro todavía.

Reese Witherspoon consideró que en la industria cinematográfica no existía una productora que representara fielmente el punto de vista femenino, por lo que tomó la tarea a su cargo y creó una productora que solamente cuenta historias de mujeres creadas por mujeres.

Paola Ramírez, una operaria de servicio en una planta mezcladora de cementos, que a pesar de todas las barreras está encantada con su trabajo. "Creo que todavía estamos en un país donde ese tipo de actividades pueden generar interpretaciones confusas, pero el cambio empieza por vencer esos temores y realizar lo que más te gusta", cuenta.

¿Conoces alguna otra historia de una mujer que se animó a ejercer en una profesión considerada masculina?

 

Fuente: DW