MOMENTO LIFETIME

#NosotrasParamos, la consigna de este año para el 8M

En los últimos años la causa de las mujeres ha pasado de ser un susurro apenas audible en algunos sectores de la sociedad a convertirse en un grito global imparable. Marchas masivas como el #NiUnaMenos y el Vivas Nos Queremos se sucedieron en casi todos los países de Latinoamérica, convocando a millones de participantes. En Estados Unidos se acaba de realizar la segunda marcha de las mujeres, con réplicas en las grandes capitales del mundo. En Europa también se registraron enormes movilizaciones para exigir la ampliación de los derechos de las mujeres y el cese de la violencia machista. 

Además de toda esta seguidilla de manifestaciones, las redes sociales y los medios de comunicación están prendidos fuego con las numerosas declaraciones de miles de mujeres valientes que se atreven a denunciar las violencias sufridas. Ahora, el movimiento internacional de mujeres va por más, convocando a un paro global para el próximo 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer.

La idea de convocar a un paro de mujeres surge de la necesidad de exponer nuestra fuerza productiva, muchas veces invisibilizada. Las mujeres no solo cumplimos durísimas labores en el mundo laboral, sino que en la mayoría de los casos llevamos sobre nuestros hombros toda la carga del trabajo doméstico. Entonces: ¿qué pasa si paramos? La convocatoria oficial explica: “Este 8 de marzo la tierra tiembla. Las mujeres del mundo nos unimos y organizamos una medida de fuerza y un grito común: Paro Internacional de Mujeres. Nosotras Paramos. Hacemos huelga, nos organizamos y nos encontramos entre nosotras. Ponemos en práctica el mundo en el que queremos vivir”.

 

Es que la fuerza de las mujeres organizadas parece no tener límites. Desde que nos atrevemos a desafiar las leyes machistas y a reclamar nuestro lugar en las calles las cosas han comenzado a cambiar. Ya no queremos conformarnos con las migajas de un mundo que nos excluye, ahora vamos por todo. Y definitivamente: ¡este es nuestro tiempo!

 

Y tú, ¿vas a parar el próximo 8 de marzo?