MOMENTO LIFETIME

Por primera vez, la figura más importante de la lucha libre es una mujer

La medallista olímpica Ronda Rousey sorprende a aficionados y especialistas con su ferocidad imparable arriba y abajo del ring.

En los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, tras superar una infancia trágica y sus problemas de bulimia, Ronda Rousey se convirtió, a los 21 años de edad, en la primera mujer estadounidense en ganar una medalla olímpica en yudo. Posteriormente, esta experta luchadora arrasó el mundo de las artes marciales mixtas, y en la actualidad se ha convertido en la figura más importante dentro del ámbito, aun decididamente machista, de la lucha libre. Y no solo goza de una notable popularidad, sino que logró todo esto sin necesidad de disfrazarse con el clásico uniforme sexy que tanto parece encantar a los espectadores del wrestling.

Es que Ronda exalta la posibilidad de llevar hasta el límite la potencia de nuestros cuerpos de mujer, esos que durante milenios nos han hecho creer que estaban creados para ser débiles y sumisos. Su ferocidad imparable, como la han definido sus críticos, y su afiladísima lengua la vuelven una enemiga temible tanto arriba como abajo del ring.

Imagina que pudiéramos enseñar a nuestras hijas a valorar sus cuerpos por lo que pueden llegar a hacer, no por lo que otros opinan de ellos, escribió la prestigiosa humorista Tina Fey en la revista Time, ¿Podría ser Ronda la que nos haga entender que como mujeres, nosotras definimos la palabra ‘femenino’, pero ‘femenino’ no nos define a nosotras?.

Afortunadamente, cada vez son más las mujeres que logran entrar en mundos típicamente masculinos a fuerza de talento y perseverancia. Lentamente vamos dejando atrás la idea de que solo una hermosa figura y una cara bonita van a abrirnos las puertas del éxito: también nuestra fuerza, nuestra capacidad de desafiarnos a cada paso y nuestro tesón son capaces de ganarse un lugar en el podio. Y para entender esto, basta con mirar a Ronda destrozar a sus enemigos, tanto con sus desarrollados músculos como con su ácido e inteligente humor.

Y tú, ¿te consideras una mujer fuerte?

Fuente: elpais.com
Imagen: elpais.com/reproducción