MOMENTO LIFETIME

¿Por qué intimida el poder de una mujer?

No te pierdas el estreno de UNREAL - Nueva Temporada - el lunes 5 de marzo a las 11PM MEX-VEN, 10 PM COL, 00 HS ARG. Te puedes poner el al día con las primeras 2 temporadas de UnReal en Nuestra App

 

Imagínate haber sido criado como varón a la vieja usanza, bajo lemas como “los hombres no lloran”, “hablar de emociones es de mujercitas”, “nosotros somos el sexo fuerte”, creyendo que las mujeres deben quedarse en casa criando a los hijos mientras los hombres salen a trabajar. Imagínate salir al mundo y descubrir que la realidad de las mujeres hoy en día es muy distinta de todo lo que te habían enseñado...Es natural que ellos se sientan perdidos e impotentes frente al poder femenino. Pero ya va siendo hora de que aprendan que cuando una mujer avanza, ningún hombre retrocede.

 

El mundo está cambiando para nosotras. Y estos cambios, frenéticos e irrevocables, conllevan también grandes movimientos en la vida de los hombres. Ellos, a veces por ignorancia, a veces por miedo, suelen sentirse intimidados cuando se encuentran frente a una mujer exitosa; y en su afán por defender el viejo orden de cosas, pueden hacernos el camino realmente difícil. Pero no son todas malas noticias, aunque todavía quedan varios neandertales que creen que las mujeres somos débiles e incompetentes, la evidencia de los hechos empieza a abrir muchas cabezas.

Cada vez es más evidente que las políticas de igualdad de género no solo nos benefician a nosotras: suelen generar ámbitos laborales más agradables, mayores ganancias para todos y familias más felices y equilibradas. Porque, le pese a quien le pese, cuando una mujer se empodera, no lo hace pisando las cabezas de los hombres a su alrededor, sino sembrando un ambiente de equidad y justicia a su paso. Y con eso también se benefician los varones, que a medida que pierden el miedo al éxito de las mujeres, aprenden a relacionarse con su lado más suave y emocional, y a no reaccionar siempre como los machos insensibles que se pretendía que fueran hace algunos años.

 

Por eso, el feminismo es un movimiento por la equidad. Y por eso, cuando una de nosotras tiene poder, no solo ganan el resto de las niñas y mujeres, sino también los hombres y niños que crecerán en un mundo donde el género no defina qué se puede y qué no se puede hacer en la vida. 

 

Y tú, ¿conoces hombres que le teman al éxito de las mujeres?