MOMENTO LIFETIME

Se iniciarán las pruebas para un anticonceptivo masculino

Píldoras, dispositivos intrauterinos, parches, anillos hormonales... A la hora de prevenir embarazos no deseados, las mujeres contamos hoy en día con múltiples posibilidades. 

 

Y, ¿qué hay de los hombres? A pesar de los grandes avances hacia la igualdad de género que ha habido en los últimos tiempos, la anticoncepción todavía parecería ser una responsabilidad únicamente femenina. Pero eso está a punto de cambiar.

En abril de este año, y después de más de una década de investigaciones, comenzarán las pruebas experimentales de un método anticonceptivo para hombres. Se trata de un gel, creado por científicos del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano de Estados Unidos, que, aplicado diariamente en los brazos y hombros, reduce la producción de espermatozoides. 

 

La sustancia, que contiene las hormonas testosterona y progestina, será testeada en 400 parejas de Estados Unidos, el Reino Unido, Chile, Italia, Suecia y Kenia, mientras los expertos controlan el nivel de esperma de los usuarios. 

Suena prometedor, pero no es tiempo de cantar victoria, sobre todo si tenemos en cuenta el destino que han sufrido en el pasado productos equivalentes. Sin ir más lejos, en 2016 los ensayos clínicos de una inyección anticonceptiva para hombres, que probaba ser muy efectiva, fueron interrumpidos. ¿El motivo? Unos pocos voluntarios experimentaron efectos secundarios (extremadamente leves si los comparamos, por ejemplo, con los de la píldora).

 

Ganar el control de nuestra salud reproductiva, poder en cierta medida decidir sobre nuestros cuerpos, fue definitivamente un gran logro en la lucha femenina. Sin embargo, ha llegado la hora de que como sociedad aceptemos que no es solo trabajo de las mujeres: la responsabilidad de la anticoncepción también debería recaer sobre los hombros de los hombres, ¡literalmente!

 

Y tú, ¿probarías con tu pareja este anticonceptivo masculino?