MOMENTO LIFETIME

Tenzin Palmo: la monja budista que vivió 12 años en una cueva

La travesía espiritual de Tenzin Palmo es un verdadero ejemplo de determinación, valentía y perseverancia. Esta monja budista, oriunda del Reino Unido, pasó 12 años en una cueva en el Himalaya, marcando un antes y un después en la historia de las mujeres dentro de esta religión. 

 

Nació con el nombre de Diane Perry en Hertfordshire en la década de 1940, y desde su adolescencia mostró un profundo interés en las religiones, principalmente en el budismo. Decidida a convertirse en una bhiksuni, nombre que se les da a las monjas que practican esta fe, se mudó a la India a los 20 años de edad.

Allí, Tenzin pudo observar y experimentar en carne propia la discriminación y misoginia que existe entre los monjes budistas: por el solo hecho de ser mujer, era excluida de la mayoría de las actividades y se le restringía el acceso a información y conocimientos que, de lo contrario, habría tenido completamente disponibles. 

 

Esta realidad fue, quizás, uno de los factores determinantes de su radical decisión. Se marchó a una montaña del Himalaya, a más de 4200 metros sobre el nivel del mar, a vivir en el aislamiento y a dedicarse por completo a sus prácticas espirituales. 

Y allí permaneció durante 12 años, meditando, cultivando sus propios alimentos y enfrentando temperaturas que descendían a los 35 grados bajo cero.  

 

Curiosamente, el regreso a la sociedad no sucedió por su propia voluntad. Tenzin fue informada que, por problemas con su visa, debía irse del país. Entonces se trasladó a Italia, donde comenzó otro capítulo de su increíble historia.

A pesar de haber encontrado en la soledad y el aislamiento su verdadera naturaleza, su misión en la vida, la generosidad y devoción de esta bhiksuni la llevaron a compartir su sabiduría y experiencia con los demás. En el año 2000 fundó en la India el convento Dongyu Gatsal Ling, orientado a entrenar y educar a mujeres en el budismo, y actualmente da conferencias, charlas y cursos alrededor del mundo, focalizándose en la igualdad de derechos y oportunidades para las monjas practicantes de la religión.

 

Y tú, ¿cuánto tiempo crees que podrías permanecer aislada en una cueva en la montaña?