MOMENTO LIFETIME

Tus futuros hijos podrían parecerse a un exnovio, según la ciencia

Después de mucho tiempo desde que la relación terminó, finalmente estás lista para superarlo y decides salir a la vida con aires renovados. Conoces a alguien, se enamoran y con el tiempo deciden formar una familia.

¿Qué sucedería si el fruto de ese amor es un bebé cuyas facciones, gestos o fisionomía no hace más que recordarte a tu expareja? Pues la ciencia tendría una respuesta y esa respuesta tiene un nombre: telegonía.

Así, sin la necesidad de infidelidades, la telegonía podría hacer que un niño obtenga rasgos genéticos de una pareja muy anterior a la que lo gestó. Esta teoría, bautizada así por el biólogo alemán August Weissman, todavía intenta ser corroborada.

Según la telegonía, un espermatozoide es capaz de impregnar óvulos inmaduros antes de ser absorbido por el organismo de la mujer. Más tarde, con la llegada de una nueva pareja, podría suceder que el bebé engendrado adopte características de la pareja anterior.

En el mundo animal existe un precedente, que se remonta hasta 1820, cuando la Royal Society de Londres documentó el caso de una cría de caballo árabe que tenía características de un padrillo de otra especie, con la que la yegua había sido cruzada hacía un buen tiempo.

Sin embargo, hasta el momento, la teoría sólo ha sido corroborada en animales. Existe un caso de laboratorio que involucró a las moscas: un estudio publicado en Ecology Letters, en 2014, demostró que los descendientes de un macho, tenían rasgos de un macho anterior.


Fuente: culturacolectiva.com

Imagen: Shutterstock