ESPECIAL

Los efectos psicológicos de perder un bebé

Por: LIFETIME Latinoamérica

¿Por qué no todas las mujeres atraviesan este momento de la misma manera? 

Cuando una mujer que tiene el deseo de ser madre descubre que está embarazada, su mundo se transforma por completo. Nada se compara a esa sensación de felicidad e ilusión absoluta, pero, por eso mismo, cuando sucede un aborto espontaneo, el golpe que recibe esa mujer es devastador. Se estima que uno de cada cuatro embarazos termina en un aborto espontáneo. Estos casos suelen darse con mayor frecuencia antes o alrededor de las 12 semanas de gestación y muchas veces no existe una causa médica concreta o identificable. 

PAREJA TRISTE

Para comprender la gravedad de perder un bebé es necesario entender que el embarazo no solo se gesta en el cuerpo, sino también en la mente. Quienes transitan esta dura experiencia, en especial cuando se trata de un embarazo deseado (ya sea porque fue buscado activamente o porque aunque no se buscó, se aceptó con ilusión al recibir la noticia), atraviesan un duelo con síntomas psicológicos acordes, que pueden empeorar mientras más avanzado haya sido el tiempo de gestación.       

La experiencia del aborto espontáneo puede ser muy diferente para cada mujer. Influirán diversos factores, entre los que se destacan, la personalidad, las habilidades para afrontar momentos difíciles, los objetivos y deseos, o el tiempo que llevaba de embarazo cada mujer. Sin embargo, hay dos síntomas que suelen repetirse en la mayoría de los casos: ansiedad (que puede llegar a manifestarse en forma de ataques de pánico) y culpabilidad (o la sensación de que podrían haber hecho algo para evitarlo).    

MUJER LLORANDO

Otros síntomas que pueden llegar a presentarse incluyen negación, tristeza, falta de energía, irritabilidad o cambios repentinos en el estado de ánimo. También pueden desarrollar falta de libido, insomnio o pesadillas. Algunas mujeres podrían sentir miedo a no recuperarse nunca de la pérdida o a que la misma ocasione problemas en su pareja. Y mientras que en algunas puede generar un rechazo a todo lo que esté relacionado con bebés, en otras podría provocar una obsesión con esos temas. 

¿Es posible recuperarse? 

Si tú has tenido la experiencia de un aborto espontaneo, debes saber que los especialistas explican que recuperar significa “recibir algo que fue quitado”, por lo que puede ser difícil hablar de recuperación. Sin embargo, sí puede haber una reconciliación con lo sucedido que puede tomar meses o incluso años, pero que siempre llega. 

Lo importante para lograrlo es no que no evites la tristeza o el duelo, ni te apresures por superarlo. Date el tiempo y el espacio que necesites. Poder hablar sobre la pérdida, de ser necesario con un psicoterapeuta, puede ayudar en el proceso. Algunas mujeres encuentran consuelo creando un conjunto de recuerdos o un espacio significativo para el no-nacido. Pero sobre todo, los expertos destacan que para atravesar este momento es fundamental recibir el apoyo externo, en especial de la pareja.

HOMBRE CONSUELA

Si quieres saber más sobre las consecuencias de la pérdida de un bebé, no te pierdas "Ser Madre: Mis Hijos No Nacidos", una Lifetime Movie dirigida por la actriz y modelo australiana Tahyna MacManus, quién después de atravesar este doloroso proceso, decidió volcar su propia experiencia en este film para ayudar a otras mujeres en la misma situación. El viernes 15 de octubre, solo en LIFETIME. 


Fuente: salud.mapfre.es
Imágenes: istock.com